Otra vez heriste sin razón (1992)

Escuchar o descargar el mp3 (La grabación está tomada de una cassette de 1993).


Otra vez heriste sin razón;
no hubo motivo ni provocación;
un golpe demostrativo de que el poder
acaba siempre abusando de él.

Fue duro sobrevivir bajo tu sol,
y el odio creció en el corazón;
pasó del padre al hijo como señal
de que todo lo que de ti vendría sería mal.

Pero el tiempo, ese tiempo traidor
-tu cómplice-, ¡qué bien les engañó!;
al cabo de los años no sabían ya muy bien
por qué existían, si por odio o para ser.

Y, en fin, cuando tu fin al fin llegó,
fue de chiste verles tristes, casi con dolor;
olvidaban que su odio hacia ti
nos dejó cojos para que te pudieras ir.

Quién diría que todo eso pasó
cuando miro y me devuelven la mirada sin temor;
pero que nadie olvide cada noche comprobar
la puerta que no se debe volver a abrir jamás.

(L.C.Crespo, 1992)

No comments: